Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Varios’ Category

Artículos de qbitácora en portugués

Ha aparecido recientemente un blog nuevo, creo que brasileño, llamado Naturalismo aplicado, que ha traducido varios artículos de qbitácora, lo cual le agradezco mucho, pues siempre es bueno difundir la información por el mundo, y le animo a que siga haciéndolo. 🙂

He hecho una lista de los textos traducidos, por si alguien está interesado. También, en las respectivas entradas, he puesto al final el enlace hacia el artículo correspondiente en dicho blog:

Ben Klassen – Supervivencia de la raza blanca.
Cine antisionista (1): “They Live”.
La farsa del desarrollo sostenible.
S. Hornbeck – Resumen de ‘The Culture of Critique’ (*)
William Pierce – Cómo todo encaja (*)

(*) Próximos artículos a traducir.

Anuncios

Read Full Post »

Radio por Internet

Teniendo conexión a Internet, se puede oír la radio en el ordenador sin necesidad de tener un aparato de radio. Además, requiere menos recursos que ver la televisión en el ordenador, claro, por lo que sobrecarga menos el ordenador. Es necesario tener ciertos programas instalados, como Windows Media o Real Player. La radio se escucha siempre en streaming, (en directo), aunque en las webs de las respectivas emisoras de radio suele haber también programas de radio grabados que se pueden escuchar en diferido.

Directorios de radios.

Artículo relacionado: Televisión por Internet.

Etiquetas: directorio, radio.

Read Full Post »

Televisión por Internet

Se puede ver la televisión a través de Internet de dos maneras:

  • Programa: Instalando un programa que se conecta a webs con contenido en streaming (directo) o ya grabado. Pueden ser P2P (los datos se intercambian entre usuarios), streaming (los datos fluyen del servidor a los clientes en directo) o predescarga (antes de ver el vídeo hay que descargarlo).
  • Directorios: Visitando directorios de emisoras de TV en donde se ve la televisión en directo o grabada.

Esto es útil para ver algo que no se emite en abierto por ningún canal de televisión en el país en el que uno está. Por ejemplo, acontecimientos deportivos como partidos de fútbol internacionales. Es necesario tener ciertos programas instalados, como Adobe Flash Player, MS Windows Media o Real Player.

1. Directorios de televisiones.

  • Arkimesport: Especializado en canales de deportes.
  • Full TV: Más de 450 canales de TV, clasificados en categorías temáticas, y dentro de cada categoría, clasificados por países.
  • Inner-Live.com: Muchos canales de todo el mundo.
  • Internet Television Live: Muchos canales de todo el mundo.
  • justin.tv: Es parecido a YouTube pero estructurado en canales con chat, permitiendo televisión en streaming. Lo estoy usando para ver algún partido de la Eurocopa 2008 de fútbol en directo (aquí).
  • Medinalia: Canales de TV: Más de 1600 canales de TV de todo el mundo listados.
  • OpenLiveTV: Admite también TV P2P (programa usado: SopCast WebPlayer 2.0.0), y cámaras web en streaming, pero no tiene muchos canales.
  • Quiero.Tv
  • TuTelevisionOnline.com: Más de 1700 canales de TV de todo el mundo, así como cámaras web en directo.
  • TV Online Gratis
  • TV por Internet.TV
  • TVgratis.TV: Más de 1.000 canales de TV de todo el mundo, clasificados por países y descritos brevemente con iconos. Me gusta.
  • viewmy.tv
  • World Wide Internet TV: Tiene programas grabados y también en streaming (en directo). Más de 2.600 emisoras de TV de todo el mundo. Es el que me ha parecido mejor.
  • Worldwide Television Stremas: El sitio de wwiTV especializado solamente en TV en directo.

2. Programas.

  • AnyTV: TV en diferido, en streaming.
  • JLC’s Internet TV: TV en diferido, en streaming. No necesita instalación.
  • Joost: Tipo P2P. TV en diferido de programas grabados.
  • Miro: Tipo predescarga. TV en diferido de programas grabados.
  • Zattoo: Tipo P2P. Es el más famoso.

Hay una interesante comparación de las cualidades de estos programas en OnSoftware.

Artículo relacionado: Radio por Internet.

Etiquetas: directorio, televisión.

Read Full Post »

Listas estúpidas

Durante la transición entre el anterior milenio y el actual, se puso de moda hacer listas con los 100 mejores actores del siglo, las 100 mejores canciones, los 100 mejores deportistas de la Historia, etc. Es algo que siempre se ha hecho, que se sigue haciendo y que se seguirá haciendo, pero en esa época, con la justificación del cambio de siglo y de milenio, se llegó a una situación exagerada en la que uno se encontraba las dichosas listas en todas partes, y aunque es algo que no tiene mucha importancia, a mí siempre me ha resultado molesto y desagradable. Como recientemente me he encontrado con otra de esas estúpidas listas (los 50 mejores goles de la Historia del fútbol), he decidido de una vez escribir para arremeter contra ello. Veamos porqué esas listas son una estupidez:

Ajustar el contenido al continente.

Que la lista esté formada por una cantidad de elementos que es un número “redondo”, como 50, 100 ó 1000 demuestra que la prioridad en la realización de la lista no es el contenido (mencionar los elementos que se lo merecen, sean canciones, goles, deportistas, actores o lo que sea), sino la forma (reunir una cantidad prefijada de elementos de antemano). Y si la cantidad prefijada de antemano es menor que la de elementos que se merecen estar en la lista, pues se desechan algunos. Y si sucede lo contrario, que el tamaño de la lista se quiere que sea mayor que el de elementos que deberían estar, pues se añaden de relleno, hasta completar el numerito. ¿Hay algo más estúpido?. Sería mucha casualidad, muy improbable, que una lista bien hecha tuviera una cantidad redonda de elementos, como 100 ó 1000. Por eso, en cuanto veo una lista formada por un número redondo, ya sé que el que la ha hecho es un idiota.

Luego hay otros que para no hacer una lista con un número redondo, como 100, 500 ó 1.000, hacen una lista de 99 elementos o de 101. No sé qué es peor, si los que hacen listas con números redondos o los que pretenden ir de originales haciéndolas de un tamaño “cuasi-redondo”. En realidad, sigue siendo el mismo caso que la lista de 100 elementos y sigue teniendo su mismo defecto principal: el de cuadrar la cantidad de elementos a un número prefijado, en vez de hacerlo al revés.

La cosa viene de lejos. La Iglesia tiene una lista de 10 mandamientos, y ya es bastante casualidad que sean justo 10 la cantidad de mandamientos de obligado cumplimiento. Y tiene 7 arcángeles, 7 pecados capitales, y 7 virtudes, siendo el 7 un número primo muy importante en la historia del misticismo de la humanidad, desde la época del zoroastrismo (pasando al judaísmo y de aquí al cristianismo e islam), hasta la actualidad. Es decir, que queda bastante claro que las cantidades de pecados capitales, virtudes y arcángeles considerados son 7 (y otros conceptos con siete elementos que seguro debe haber), porque han querido ajustarlo a ese número que en la antiguedad debía tener seguramente un significado esotérico importante.

Deberían tomar el ejemplo de Hilbert, que elaboró una lista de 23 problemas matemáticos no resueltos y los expuso en el Congreso Internacional de Matemáticas de París en 1900. La lista no estaba formada por un numerito redondo, así que a muchos idiotas no les gustaría la lista. Pero es que los problemas eran los que tenían que estar, y eran 23, no 25, 50 ni 100. Y que 23 sea un número primo es casualidad. No lo hizo a propósito.

Incluso hay ocasiones en las que la cantidad de elementos de la lista, sin ser un número redondo, se ha ajustado también a propósito a un número que es importante por algún motivo, con lo que el problema sigue siendo el mismo. Por ejemplo, David Lane elaboró una lista con 88 preceptos, en donde el número 88 es un número importante en su ideología política. Yo he leído esa lista, y en general está muy bien, pero puedo afirmar que hay preceptos que aunque escritos de una manera ligeramente diferente, están repetidos, por lo que sobran, y sobran porque quiso que la cantidad fuera 88 y no la cantidad de preceptos realmente necesaria. Mal hecho. Y lo mismo puede decirse con las famosas “14 palabras” elaboradas también por él, que es una cantidad de palabras escogidas a propósito para encajar con el número 14, que tiene importancia histórica por no sé qué motivo.

Cuando yo vea una lista llamada “los mejores actores de la Historia” (o canciones, deportistas o lo que sea), compuesta por un número no redondo de elementos, (como por ejemplo, 3.806), en la que cada año, si hace falta, se añade alguno, entonces pensaré que esa lista está hecha con la intención de mencionar a todo el que se lo merece o lo que lo vale, sin añadir a nadie/nada de relleno y sin dejar fuera a nadie/nada que no se lo merezca. Podrá ser más o menos acertada, como toda lista de este tipo, pero por lo menos no tendrá el defecto incapacitante de raíz que la mayoría de listas estúpidas tienen.

Incompletitud.

Por otro lado, dichas listas no se pueden hacer porque nadie conoce a todos los actores del mundo, ni todas las canciones, ni todos los deportistas, etc. Las listas se elaboran con los más famosos, y si se hace en EE.UU., país que suele ignorar al resto del mundo, la lista es más incompleta aún.

Comparar lo no comparable.

En muchas de estas listas, se comparan elementos no comparables. Por ejemplo, en el caso de los mejores deportistas, no se puede comparar a un futbolista con un tenista o con un gimnasta. A cada deportista hay que compararlo con los que realizan su misma actividad, no con otros con los que no tienen nada que ver. Incluso con frecuencia, no se puede comparar tampoco, dentro del mismo deporte, a deportistas que desempeñan puestos distintos, como por ejemplo en el fútbol, en el que no se debería comparar porteros con centrocampistas o con delanteros, (y sin embargo se hace, sobrevalorando a los delanteros y menospreciando habitualmente a los defensas y porteros, tanto en sueldo como en fama, salvo excepciones que confirman la regla). Además, puede haber deportistas que destaquen mucho en un deporte minoritario que no lo harían si ese deporte fuera más popular: Es fácil ser el mejor en algo minoritario.

Ordenar la lista.

No contentos con todo esto, encima los que elaboran estas listas se empeñan en que la lista esté ordenada. La misma gente que es incapaz de pensar y de reflexionar sobre asuntos de valoración objetiva en los que podrían (y hasta deberían) hacerlo, es la misma que se empeña en cosas absurdas como determinar quiénes fueron los mejores científicos de la Historia, y además ordenados de mejor a peor (¡casi nada!), o los mejores goles (¡como si hubiera pocos!). O quizá por eso mismo: Cuanto más subjetivo es un asunto, cuanto más difícil es valorarlo objetivamente, y cuanta más información falta para poder hacerlo, más les gusta especular y elaborar sus ridículas listas, porque se deben de sentir más seguros y más a salvo de críticas sobre el motivo por el que han hecho la lista y sobre cómo la han ordenado de la manera en que la han hecho, mientras que esa misma gente, en asuntos de valoración objetiva, teniendo los datos y la información a su disposición para sacar conclusiones y hacer afirmaciones con sentido, se esconden vergonzantemente.

Me parece bien que se hagan listas, pero bien hechas, dentro de lo posible, sin estos defectos que he mencionado.

Read Full Post »

Google – PageRank™

PageRankTM (PR) es un número que expresa la importancia que un sitio web tiene según Google. Este sistema de clasificación de páginas web fue desarrollado por los fundadores de Google, Sergey Brin y Lawrence Page en la Universidad de Stanford. El algoritmo de PageRankTM fue patentado en EE.UU. el 08-01-1998 por Larry Page. El título original es Method for node ranking in a linked database, con el nº de patente 6.285.999.

Para establecer el PageRank, Google cuenta los enlaces que una página recibe, de tal forma que cuantos más enlaces entrantes recibe una página, más importancia gana. Pero como era de esperar, esta contabilización de enlaces entrantes es ponderada. Es decir, se da más importancia a los enlaces entrantes desde sitios “importantes” que a los enlaces entrantes desde sitios poco importantes.

Así, un sitio tendrá un PageRank alto si hay muchas páginas exteriores que apunten a dicho sitio, o si hay algunas con alto PageRank que apunten a dicho sitio.

El sistema PageRank es un sistema de “valoración social”. Es decir, es la valoración de un sitio según el “aprecio” que el resto de Internet tiene por él. Parece un sistema bastante objetivo de valoración a ser empleado por un sistema automatizado como Google, teniendo en cuenta la cantidad de sitios en Internet. Un método mejor sería algo así como una comisión de expertos que valorara cada sitio, y eso es imposible de realizar, tanto por tamaño como a la hora de fijar los criterios de valoración.

Por ejemplo, en cuestiones referentes a estándares web, el sitio de W3C es el más importante, o sobre Windows, el sitio de Microsoft. Fácil, pero, ¿cuál sería la clasificación de los demás sitios en sus respectivas categorías?. El problema se vuelve irresoluble prácticamente, a no ser empleando un sistema de valoración social como PageRank.

(más…)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: