Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Represión’ Category

El delito de odio

Ante el empeño que las dictaduras democráticas tienen en implantar el llamado “delito de odio” para defender supuestamente a algunas “minorías”, hay que decir lo siguiente desde el punto de vista moral:

1. El derecho a odiar.

Todo el mundo acepta el derecho a amar lo que cada cual quiera. Siendo el odio lo opuesto del amor, también hay que aceptar el derecho de odiar lo que cada cual quiera. Querer llegar al punto de censurar y reprimir no solamente los actos, sino incluso los sentimientos y emociones es querer invadir totalitariamente al individuo, pues los sentimientos y emociones son absolutamente privados a cada individuo, a diferencia de sus acciones que causan efectos en los demás. (más…)

Read Full Post »

Pedro Varela, preso político

Hoy es Navidad, una buena fecha para homenajear a un preso político de la dictadura democrática.

Hace unos días entró en prisión Pedro Varela, el dueño de la Librería Europa de Barcelona, acusado de apología del genocidio. La realidad: Vender libros que no le gustan al régimen.

Hipocresía.

Libros que hipócritamente no están prohibidos, y no están prohibidos para quedar bien ante la plebe y presumir de libertad, falsa libertad como se ve. Libros no prohibidos mientras nadie quiera venderlos, porque cuando alguien los vende y los divulga, ya vemos lo que pasa: Cárcel.

Si se tratara de un empresario o político que hubiera robado multimillones, no habría prisa ninguna ni por juzgarle ni por condenarle, esperando a que se pasara el plazo de prescipción del delito para que no entre en la cárcel, como se ha hecho en varias ocasiones (como si los crímenes caducaran, truco del sistema para que los peces gordos no vayan a la cárcel). Pero como se trata de un antisistema, ahí sí hay prisa por juzgarle y condenarle.

(Otro ejemplo de prisas para condenar a alguien es el asunto de cerrar webs de descargas de contenidos de derechos de autor). (más…)

Read Full Post »

Represión: Odio

La dictadura democrática queda al descubierto en lo que es, una tiranía, cuando aplica la censura y la represión, como el caso reciente de condenar a varios años de cárcel a nacionalsocialistas por el delito de pensar, escribir y vender libros. Es una tiranía peor que otras, pues tiene lo que no tienen las otras, una extraordinaria carga de hipocresía, presentándose a sí misma con unos atributos falsos que no tiene: libertad, tolerancia, etc., presumiendo de lo que no es. La Constitución es, una vez más, un papel que no se cumple vacío de contenido real a la hora de la verdad.

Una de las excusas para ejecutar la represión es la idea de “odio”. Llama la atención que el régimen pretenda decirnos a quién debemos odiar y a quién amar.

Por supuesto, esa es una excusa para encubrir la realidad: Acusan de odio porque no pueden acusar de mentir y de calumniar. Si pudieran, lo harían, y entonces ya tendrían la legitimidad moral de perseguir a los mentirosos y calumniadores que quieren engañar a la gente para organizar una sublevación contra el gobierno. A lo mejor, incluso, les bastaría con demostrar que mienten y que calumnian para, ridiculizándolos, hacer que pierdan toda credibilidad y apoyo popular.

Pero no pueden. Resulta que aquéllos a los que acusan de “generar odio” dicen la verdad. Una jodida verdad tras otra. Una espantosa verdad tras otra. Así que la acusación contra ellos no puede ser sino una farsa, una farsa más, la de “generar odio” que se suma a todo el rascacielos de mentiras construído desde la 2ª Guerra Mundial (y antes aún).

Porque, si alguien por decir la verdad genera odio y ánimo subversivo contra alguien, es porque ese alguien ha cometido muchos crímenes y maldades, porque si hubiera hecho lo contrario, cometer bondades, decir la verdad de él no generaría odio sino lo contrario.

Así, las acusaciones por generar odio lo único que demuestran es el desesperado intento de acallar la verdad para mantener a la población ignorante de la verdad, ignorante de las farsas, de las mentiras, de los crímenes y de las calumnias que la propaganda mantiene desde hace mucho tiempo, y que se volverían en su contra de derrumbarse. Tienen miedo, pues igual que tienen poder, no tienen la verdad ni la razón de su lado.

En realidad, la gente no quiere saber la verdad. Las dos principales cualidades que forman la pasiva maldad del borrego son la hipocresía y el autoengaño. Pero considerando que el acceso a Internet por la población, medio todavía no controlado por el régimen, va a más, saben que un % mayor de gente irá descubriendo la verdad, incluso sin querer descubrirla. Y cuanta más gente sepa la verdad y se oponga al régimen, peor. De ahí las medidas represivas.

Medidas represivas que procuran que sean lo menos llamativas posible, pues de serlo mucho, quedarían en evidencia y se volverían en su contra. Por eso tanta palabrería farsante, el doble lenguaje, la neolengua orwelliana, las acusaciones moralistas (“odio”), para que la represión quede lo más enmascarada y disfrazada posible por una pseudomoralina confusa engañabobos. Y por eso este artículo para desenmascarar esta pseudomoralina engañabobos. (más…)

Read Full Post »

La censura de DN

Llevaba una temporada, (desde que se abrió el foro de DN), notando cosas raras en DN. De lo primero que escribí en dicho foro fue mi artículo La mentalidad sectaria, que recibió comentarios muy favorables, pero sorprendentemente, lo cerraron. Entonces no quise decir nada, pero me pareció muy sospechoso. Al fin y al cabo, todos los comentarios en ese hilo habían sido a favor y elogiosos, lo cual demostraba que la mentalidad de los foristas es la misma que la mía, y sin embargo, lo cierran sin haber de por medio ni insultos, ni discusiones, ni nada. Empecé a sospechar que se debía a que denunciaba no sólo la mentalidad sectaria de gitanos, progres, catalanistas y feministas, sino también judíos.

Y en efecto, entrando de tarde en tarde como entraba en dicho foro, siempre había un hilo cerrado, y adivinad qué tema tenían en común esos hilos cerrados: el sionismo.

Luego está la aparición en Tele 5 de Manuel Canduela, el presidente de DN recientemente. Me llamó la atención un excesivo afán por ser políticamente correcto.

Finalmente, esta mañana he vuelto a entrar en el foro, y he vuelto a encontrar otro hilo cerrado en el que se trataba sobre la propiedad sionista de los medios de comunicación. Otro hilo sin discusiones, con mensajes que no se salían del tema y a favor del autor del hilo.

Y entonces, he abierto un hilo para comentarlo, y me han baneado. A mí, que llevo años haciendo publicidad de DN por todas partes, y que gracias a mí han entrado en dicho partido varias personas. Que les den por culo. 😡

Resulta que en foros generalistas o políticos de webs que no pertenecen a ningún partido político, se pueden escribir y discutir toda clase de asuntos sin que te cierren o borren el hilo. O aunque te lo cierren o borren, por el motivo que sea, no quiere decir que te vayan a banear. Y aquí en cambio, con una actitud tan represiva y censora. ¡A la mierda!.

Ahora entiendo las expulsiones masivas que se produjeron hace tiempo. Que echen a unos pocos todavía se puede entender, pero a mucha gente como hicieron en su momento, siempre me había parecido extraño.

Escribo a continuación el hilo que escribí, para que juzgue quien lo lea:

* * * * * * *

Una preocupación sobre el foro de DN

(más…)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: