Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Educación’ Category

Una manera de clasificar los estudios universitarios es según la objetividad de lo que se estudia, o lo que es lo mismo, según el valor de lo que se estudia, la cantidad de conocimiento real que contiene el plan de estudios. Al comparar ambos tipos de estudios se observan radicales e importantes diferencias:

Los estudios objetivos estudian las leyes de la naturaleza y por lo tanto tratan la realidad tal y como es, teniendo un alto grado de certidumbre y con un método (método científico) para alcanzar ese conocimiento y certidumbre. Los ejemplos más claros son las ciencias (Física, Química, Biología, Medicina, …), y las ingenierías (Electrónica, Informática, Aeroespacial, Arquitectura, …). Por el contrario, los estudios subjetivos contienen mucho menos conocimiento, estando llenos de teorías no demostrables, suposiciones y con un alto grado de incertidumbre, cuando no son directamente invenciones humanas. Son las humanidades (Filología, Lingüística, Economía, Derecho, Política, …), estudios sociales (Psicología, Terapia ocupacional, Trabajo social, Educación social, …), y otras cosas (Periodismo, Comunicación Audiovisual, …). (más…)

Read Full Post »

La burbuja universitaria española

La burbuja universitaria en España ha ido pareja a otras burbujas, como la inmobiliaria. De hecho, el origen de la burbuja universitaria se remonta a la misma época que el origen de la burbuja inmobiliaria: el PSOE de Felipe González. La única diferencia es que la burbuja inmobiliaria tuvo una pausa y fue relanzada por el PP de Aznar y continuada por el PSOE de Zapatero, mientras que la burbuja universitaria no ha tenido pausa.

La burbuja universitaria española se caracteriza por tres cualidades o enfermedades principales:

1. Masificación.

La democracia se basa en el igualitarismo, esto es, en el predominio de la cantidad sobre la calidad. En concreto, de la cantidad de votos. Esta mentalidad permea todos los ámbitos sociales, y así, con la llegada de la democracia, la universidad pública empezó a sufrir una fuerte presión contraria a la jerarquización social, una fuerte presión democrática e igualitaria, para que abriera sus puertas al pueblo.

Hay dos clases de gente a considerar en este fenómeno: La población y el poder:

  • Para la población, la universidad era una institución prestigiosa y elitista de la cual salían individuos que pasaban a ocupar los mejores puestos laborales y sociales. Una institución asociada con la clase social alta. La plebe veía en la universidad prestigio y dinero. Era un espacio a conquistar, no por el anhelo de aprender y de culturizarse, sino por motivos socioeconómicos y sociopolíticos.
  • Y así los políticos de la democracia progresista (ambas cosas son inseparables) ofrecieron a los miembros de la plebe el anhelo de ser universitarios para “conquistar” ese nuevo “logro social” de equiparación con los “privilegiados” universitarios. Fue populismo para ganarse el favor del pueblo en los inicios de la democracia tras el franquismo, igual que fue populismo otras medidas tomadas en esa época, como la relajación de la moral (divorcio, aborto, porno).

De esta manera, se acabó el elitismo universitario de la época franquista, y las universidades públicas se fueron masificando cada vez más. El resultado fue desastroso, porque la universidad no es algo para todos, (eso es la educación general básica), sino sólo para los mejores, que por definición son solamente una minoría de la población, la minoría de gente más inteligente y con más ganas de aprender. El resto ni tiene inteligencia ni quiere aprender. Quieren diversión, dinero, posición social, o lo que sea antes que cultura, y por lo tanto sobran. Deben ocupar el puesto que se merecen, les guste o no. Pero claro, eso no es igualitario ni por lo tanto, democrático. (más…)

Read Full Post »

Introducción.

“Un pedante es un estúpido inflado por el estudio”.

En el pasado la universidad era elitista, como debe ser. Con su masificación ha llegado su vulgarización, trayendo un conjunto de enfermedades que funcionan sinérgicamente degradándola. Aquí voy a tratar solamente la pedantería aplicada a los nombres de los títulos universitarios. (más…)

Read Full Post »

Enseñanzas alternativas

Introducción.

La enseñanza habitual hoy en día consiste en llevar a los alumnos al colegio junto a otros alumnos de ambos sexos, en donde un profesor les dará clases para enseñarles a los alumnos los conocimientos marcados en el plan de estudios aprobado por el gobierno.

Frente a este tipo de enseñanza normal hay varios tipos de educaciones alternativas, cuyos defensores defienden porque según ellos mejora el rendimiento académico de los alumnos:

  • Enseñanza separada por sexos.
  • Enseñanza separada por etnias.
  • Enseñanza a distancia.
  • Enseñanza en la familia.

Pero se olvidan de algo muy importante: Los niños en el colegio no reciben solamente enseñanzas académicas, sino que también aprenden a relacionarse con otros niños, esto es, a socializarse. Y aunque fuera verdad que se mejora el rendimiento académico, podría suceder que se perjudicara al niño en su proceso de socialización, por lo que el rendimiento académico no es el único asunto a considerar. (más…)

Read Full Post »

La evolución de la enseñanza

1. La evolución cronológica de la enseñanza.

Los siguientes puntos fueron publicados en un foro hace años. Tienen la virtud de mostrar la evolución de la enseñanza medio en serio, medio en broma, a través del enunciado de un problema matemático:

  • Enseñanza 1960: Un campesino vende un saco de patatas por 1.000 pts. Sus gastos de producción se elevan a los 4/5 del precio de venta. ¿Cuál es su beneficio?
  • Enseñanza tradicional 1970: Un campesino vende un saco de patatas por 1.000 pts. Sus gastos de producción se elevan a los 4/5 del precio de venta, esto es, a 800 pts. ¿Cuál es su beneficio?
  • Enseñanza moderna 1970: Un campesino cambia un conjunto P de patatas, por un conjunto M de monedas. El cardinal del conjunto M es igual a 1.000 pts y cada elemento de M vale 1 pts. Dibuja 1.000 puntos gordos que representen los elementos del conjunto M. El conjunto F de los gastos de producción comprende 200 puntos gordos menos que el conjunto M. Representa el conjunto F como subconjunto del conjunto M y da la respuesta a la cuestión siguiente: ¿Cuál es el cardinal del conjunto B de los beneficios?. Dibujar B en color rojo.
  • Enseñanza renovada 1980: Un agricultor vende un saco de patatas por 1.000 pts; los gastos de producción se elevan a 800 pts y el beneficio es de 200 pts. Actividad: Subraya la palabra “patata” y discute sobre ella con tu compañero.
  • Enseñanza reformada 1990: El tío Ebaristo labriego burgués latifundista i intermediario, es un kapitalista insolidario que se enrikecio con 200 pelas al bender espekulando el costal de patata. Analiza el texto y buska las faltas de sintaxis, dortografia, de puntuación y deseguido dí lo que tu digieres de estos abusos antidemokráticos.

(más…)

Read Full Post »

En el ámbito de la educación hay dos confusiones habituales que conviene aclarar:

1. Educación e instrucción.

En la actualidad se confunde educación con instrucción como si fuera la misma cosa:

La instrucción es el proceso de enseñar conocimientos y/o habilidades a un alumno. Es una labor que corresponde a las “instituciones educativas”. Hoy en día el uso de esta palabra ha quedado reducida al ámbito militar solamente (“instrucción militar”), y se usa indebidamente en su lugar la palabra “educación”.

La educación es el proceso en el que no sólo se les transmite conocimientos a los niños, sino que también se les inculca la mentalidad y el sistema de valores morales que sirven para hacerlos personas viviendo en sociedad. Es una tarea que debería corresponder a la familia.

Los padres tienen que tomar decisiones sobre qué y cómo educar a sus hijos. Si no lo hacen ellos, otros lo harán, y lo harán siguiendo sus intereses, que no son los de los hijos ni los de los padres (aunque estos puedan creer, en su estupidez, que lo son).

Un problema muy grave hoy en día es que los padres delegan su responsabilidad educativa en esos otros agentes, que son todos en realidad el mismo o que sirven al mismo (colegio, TV, gobierno), con los perniciosos efectos que atestiguamos. Así, si los padres son borregos y para ellos lo que dice la TV es sagrado y lo asimilan sin criticar, será normal que no les importe ni vean como perniciosa la TV para sus hijos, maleducándolos hasta extremos muy graves.

El problema es peor en realidad, pues el régimen (gobierno + medios de manipulación y entretenimiento), intenta adoctrinar a la población desde la infancia (con asignaturas en el colegio tales como “Educación para la ciudadanía” en España, o con la llamada “educación sexual”), hasta la edad adulta, con “campañas de concienciación”, (pagadas con el dinero de nuestros impuestos, claro), por no hablar de la sutil propaganda en medios de entretenimiento, con lo que la familia y el individuo han de hacer un esfuerzo extra para impedir dicho adoctrinamiento, en caso de que sean conscientes de su existencia.

2. Maestro y profesor.

Conviene también diferenciar entre maestro y profesor:

La palabra maestro siempre ha tenido para mí un significado superior. Es una palabra que puede implicar un doble significado:

Por un lado, el maestro enseña no sólo conocimientos, sino enseñanzas morales y espirituales, como los yoguis de la India con sus discípulos, o Jesucristo en el cristianismo. Así, mientras los padres educan a sus hijos, el maestro es un educador de adultos. O lo que es lo mismo, unos buenos padres han de ser en cierto modo, unos buenos maestros de sus hijos.

Y por otro lado, entiendo el concepto de maestro referido a alguien que enseña solamente conocimientos o habilidades, pero de una manera excelsa. Alguien que destaca sobremanera en su labor, como los buenos profesores del sistema educativo público o privado, que haberlos, haylos, aunque sean muy pocos, (pues la mayoría son regulares, del montón, y algunos también son pésimos y perniciosos). Seguramente la calidad del profesor sigue la distribución normal de probabilidad. Pues bien, los mejores se merecen el calificativo de maestro. Son los que dejan huella en sus alumnos, y que son recordados con cariño por estos, por haber aprendido mucho con él y por haberlo hecho percibiendo en él un interés especial, incluso una bondad especial para conseguir que sus alumnos aprendieran, porque tienen vocación para la enseñanza.

Un profesor es en cambio alguien que enseña unos conocimientos según un plan de estudios. Un trabajador de la enseñanza. La correa de transmisión para implantar e inculcar los conocimientos de dicho plan de estudios en los alumnos. Alguien que no destaca, que no deja huella, si acaso, para mal. No suelen tener vocación para la enseñanza, y por eso, es más fácil que estén quemados, cansados o aburridos de su trabajo.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: