Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Homosexualidad’ Category

“Los transexuales son hombres encerrados en un cuerpo de mujer, (o viceversa), por lo que sufren mucho y hay que solucionarlo operándolos para adaptar el cuerpo al sexo que sienten”.

Cabe preguntarse cuál es el criterio que los propagandistas de este tópico siguen para determinar quién es hombre y quién mujer. Según ellos, hombre o mujer es algo que se determina según la voluntad del individuo, que a su vez lo determinan sus sentimientos. Así, si un hombre dice que no se siente hombre sino mujer, si dice que es una mujer encerrada en un cuerpo de hombre, ya hay que considerarlo mujer, tratarlo como mujer, y operarle para cambiarle de sexo para que alcance su “auténtica naturaleza sexual”.  Esto es una estupidez. (más…)

Read Full Post »

El caso David Reimer

Introducción.

Los años 60 fueron una época de agilipollamiento generalizado y de subversión e inversión moral que afectó a todos los ámbitos de la vida, incluso a la Psicología y la Psiquiatría, como demuestra el caso David Reimer.

La historia de Bruce/Brenda/David Reimer.

Bruce Reimer nació el 22-08-1965. Tenía un hermano gemelo y les diagnosticaron a ambos fimosis. A los 8 meses de edad le llevaron para operarle. El urólogo empleó un método poco habitual, cauterización, pero se pasó y le quemó más de la cuenta, sin poderlo arreglar. ¿Qué demonios hizo ese matasanos, una fogata?.

Los padres le llevaron al hospital Johns Hopkins para consultar a John Money (el apellido lo dice todo), un psicólogo que se había hecho famoso como pionero en el campo de desarrollo sexual e identidad de género, por su obra con pacientes “intersexuales”. Este individuo decía que la identidad de género no era innata, sino que se aprendía socialmente. O sea, que uno aprende socialmente que uno es hombre o mujer, y que eso no viene determinado mentalmente de manera genética.

Los padres le habían visto por televisión contar sus gilipolleces, y eran los típicos borregos que aceptan sin cuestionar todo lo que sale en televisión. Los típicos idiotas que no se enteran de que hay gentuza capaz de inventarse cualquier aberración con tal de hacerse famoso y rico. Los típicos idiotas que no se enteran de que cuanto más famoso es un personaje más vendido al sistema está. Bueno, en realidad no eran los típicos idiotas, sino que estaban a un nivel muy por debajo, porque yo creo que a unos padres normales no se les pasa por la cabeza creer que la identidad de género se aprende socialmente, como si nacer con pito o vagina no implicara que la mente ya es, como el cuerpo, masculina o femenina, en completa conjunción y armonía con el cuerpo, lógicamente. Y que el sexo aparece en todas las células del cuerpo: Cromosomas XY en su caso. Pero sobre todo, a nadie normal se le ocurre hacer experimentos con sus hijos. Porque el que haya llegado leyendo hasta aquí ya se huele lo que va a pasar…

Sí, eso. John Money y otros “médicos” decidieron que lo mejor era transformar al niño en niña. Con 22 meses de edad, le extirparon los testículos. Le cambiaron de nombre y le cambiaron el nombre a Brenda, y le criaron como niña. John Money se encargó del “apoyo psicológico” (comerle el coco al infeliz niño). Luego, John Money veía al niño una vez al año durante 10 años, lo cual era suficiente para emitir informes diciendo que el caso se estaba desarrollando con éxito, o sea, que el niño se había convertido en niña de verdad. Era el primer caso de la Historia. Claro, su fama y dinero dependía de mantener el fraude. Los padres se autoconvencieron también de que era cierto y así se lo decían a los empleados del laboratorio de John Money.

Brenda Reimer meaba por un agujero que le habían hecho en el abdomen desde que le quemaron en la operación de fimosis. Le habían dado estrógenos (hormonas femeninas) para inducir el desarrollo de pechos. Le vestían como a una niña.

Pero el niño experimentaba las visitas al psicólogo como traumáticas. Y cuando John Money presionó a los padres para que le operaran para implantarle una vagina, sus padres no aceptaron y cortaron las visitas al matasanos del psicólogo.

Reimer contaría posteriormente que nunca se consideró a sí mismo como una niña. Los demás niños le rechazaban, porque intuían que algo había mal en él. A los 13 años empezó a sufrir depresión con tendencias suicidas y les dijo a sus padres que se suicidaría si le volvían a llevar a ver a John Money. En 1980 sus padres le dijeron la verdad sobre su reasignación de sexo, por consejo del endocrinólogo y el psiquiatra. Con 14 años de edad, Reimer decidió asumir la identidad masculina, llamándose a sí mismo David. En 1997, decidió someterse a tratamiento para invertir las maldades que le habían hecho:

  • Inyecciones de testosterona.
  • Extirpaciones de pechos.
  • Dos operaciones de faloplastia.
  • Se casó con una mujer convirtiéndose en padrastro de sus 3 hijos.

Alcanzó difusión internacional en 1997 al contar su caso al sexólogo Milton Diamond, que le convenció de hacerlo público para evitar que se volviera a repetir. Llamó al caso “John/Joan”, para proteger la intimidad de Reimer. Este caso se ha convertido en uno de los más citados en la literatura médica de psiquiatría, antropología, desarrollo infantil, “estudios de mujeres” y biología de género.

Poco después, David Reimer lo hizo público abiertamente contándoselo al periodista John Colapinto, que lo publicó en la revista Rolling Stone en diciembre de 1997, el cual ganó el premio ASME. Fue un escándalo. En el año 2000, Reimer y Colapinto publicaron un libro contando el caso (“As Nature Made Him: The Boy Who Was Raised as a Girl”). El libro fue un superventas y Peter Jackson, el director de “The Lord of the Rings”, compró los derechos de la historia. Me llama la atención que sea el mismo director de una película fuertemente nacionalista problanca el que compre los derechos de una historia anti-ideología de género. Ahí veo una motivación política subyacente.

Ambos se repartieron los ingresos del libro. Pero en 2002, su hermano gemelo, que tenía esquizofrenia, murió de una sobredosis de antidepresivos y eso le afectó mucho. Se llevaba fatal con sus padres, claro. Se quedó sin trabajo. El 2 de mayo de 2004, su mujer le dijo que quería separarse temporalmente de él, y entonces él se cabreó mucho y se fue de casa. Volvió cuando ella estaba fuera y se llevó un arma de fuego que tenía. Recortó el cañón y se fue a un aparcamiento en donde se pegó un tiro en la cabeza y murió.

John Money.

Este individuo decía que la heterosexualidad es un concepto ideológico propio de la sociedad, y no un hecho natural absoluto. Defendía la “pedofilia afectiva” consentida entre ambas partes (adulto y niño) sin considerarlo algo patológico y tenía una gran colección de pornografía sobre todo tipo de parafilias, desde incesto a necrofilia. Una auténtica mierda de tipo, vaya.

Fuente: Wikipedia.

Read Full Post »

La mentalidad sectaria es empleada por los individuos de un grupo pequeño que vive dentro de otro mayor y se resume en el principio “nosotros contra ellos”. Los grupos sectarios más famosos son:

  • Los judíos en una sociedad de gentiles.
  • Los gitanos en una sociedad de payos.
  • Los catalanistas en España.
  • Feministas y homosexuales en una sociedad heterosexual.
  • Progres en una sociedad tradicional.

La identidad de grupo, esto es, el sentimiento de pertenencia al grupo se consigue tanto por identificación con los individuos del mismo grupo como por oposición contra los individuos del exterior. Al ser la cantidad de individuos del grupo sectario menor que la del grupo exterior, es mayor su sentimiento de unión, pues tienen más conciencia de ser algo “escaso”, (y además, como se verá más adelante, los sectarios trabajan activamente en aumentar su sectarismo y en disminuir el de los demás).

Utilidad básica.

La utilidad básica de la mentalidad sectaria es la de servir de estrategia de supervivencia.

Por ejemplo, los individuos de cada especie animal tienen una mentalidad sectaria hacia los individuos de las demás especies. Así, los humanos consideran a los demás animales distintos (y mayoritariamente, inferiores), de tal forma que las normas morales aplicadas a los humanos (como los “derechos humanos”), no se aplican a los animales, a los cuales vemos como suministro de comida, y además es necesario que sea así, para que la especie humana sobreviva. Sólo excepcionalmente con algunas especies, (las mascotas: perros, gatos, etc.), la barrera de separación se estrecha, pero casi nunca se les llega a considerar como iguales a los humanos.

Pero el objetivo de este artículo es analizar la mentalidad sectaria de grupos humanos dentro de otros grupos humanos, y no el trato de los humanos a los animales. Según esto, el objetivo primario (utilidad básica) de la mentalidad sectaria es también la supervivencia del grupo pequeño dentro del grupo mayor, manteniéndolo unido e impidiendo que se disuelva en el grupo mayor.

El sectario mantiene una relación de dependencia psicológica y emocional con el grupo, dependiendo de éste su bienestar y prosperidad. Por eso, los razonamientos y argumentos no le afectan al sectario. La única manera de romper la relación con el grupo es de una manera emocional, pues en el animal humano, la racionalidad está supeditada a la emocionalidad (como demuestra la publicidad comercial, casi siempre dirigida a estimular las emociones y no las razones). El mejor ejemplo sobre esto está en los miembros de las sectas religiosas, en los cuales hay que romper el vínculo emocional para que se salgan de ella, y no perder el tiempo con razonamientos.

Características.

* Código moral dual: Es la principal característica de la mentalidad sectaria. Consiste en que los sectarios no aplican las mismas normas morales a los individuos del propio grupo que a los de fuera.

Por ejemplo, desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, en Occidente gobierna el sionismo, y por eso, aunque murieron muchos más gentiles que judíos, aunque los ganadores asaron 3 ciudades (Dresde, Hiroshima y Nagasaki), los únicos muertos mitificados y santificados son los del Holocausto (marca registrada), y los únicos recibiendo interminables indemnizaciones. Los gitanos consideran adecuado engañar y robar a los payos, pero no a otros gitanos. El otro día vi un guardia de seguridad saliendo de un supermercado deteniendo a una gitana que se llevaba un cuchillo de cocina escondido mientras se reía. Los progres organizan un escándalo y manifestaciones por motivos tales como algún desastre ecológico o el envío de tropas de ocupación a algún país sólo si el gobierno que haya en ese momento no es de su mafia; en caso contrario, se callan mezquinamente. Los catalanistas sólo votan partidos políticos catalanistas (ERC, CiU, PSC), boicotean los productos no catalanes (campaña “compreu, no compreu”), discriminan a los hispanohablantes desde hace muchísimos años, pero en caso de sufrir ellos, no ya alguna discriminación, sino el intento de corregir las que ellos practican, gritan escadalosamente como si tuvieran razón.

Este código moral dual incluye separación étnica y racismo. Por ejemplo, los mismos judíos que en Estados Unidos, al frente de medios de comunicación fomentan la apertura de fronteras, la inmigración masiva y su integración, y el mestizaje, apoyan un Israel que construye un muro de separación con los palestinos a los que han echado de su tierra, en donde la inmigración es sólo de judíos y en donde se prohíbe el matrimonio de judíos con no judíos, para mantener pura la identidad étnica. Los gitanos también prohíben el matrimonio de gitanos con payos.

Como consecuencia de este código de moral dual, se establece una relación de desigualdad entre el propio grupo y el grupo huésped. Una barrera de separación. Esta relación de desigualdad adquiere la forma de complejo de superioridad. Así, al creer ser una minoría especial y superior se mantiene una alta autoestima entre los miembros del grupo, lo cual impide que se integren en el grupo mayor, y que su grupo no se disuelva.

Por ejemplo, los judíos, con su religión etnocéntrica se consideran el “pueblo elegido de Dios”, “la luz de las naciones” y demás gilipolleces, y leyendo el Talmud se encuentran afirmaciones peores y delictivas en la misma línea supremacista. Los gitanos se burlan de los trabajadores payos mientras estos les pagan los subsidios. Los catalanistas miran por encima del hombro a los demás españoles, afirmando cosas como que “ser español o hablar español es de pobres”. Los progres se consideran a sí mismos los poseedores de los valores éticos, despreciando a quien no tiene su mentalidad, y por si fuera poco, se llaman a sí mismo “la familia socialista” (otra organización que se llama a sí misma “la familia”, pero ilegal, es la Mafia). Las feministas se consideran a sí mismas “libres” de su imaginaria opresión masculina y superiores a las mujeres no feministas, etc.

* Otra característica relacionada con la doble moral es el habitual uso del victimismo, mentiras e hipocresía. El victimismo tiene un doble objetivo: Por un lado, desactivar los mecanismos de defensa contra los sectarios de los individuos de fuera del grupo, sirviendo como coacción moral, y por otro, sirve para mantener unidos a los miembros del grupo, pues al hacerles sentirse perseguidos, los miembros del grupo se unen para resistir mejor la “amenaza”. El victimismo es además hipocresía pura cuando la queja es sobre discriminación, pues es el grupo sectario el principal interesado en mantenerse separado del grupo en el que habita.

El victimismo se basa unas veces en hechos reales y otras veces en mentiras. Pero el que se base en hechos reales, no quiere decir que ellos sean inocentes de dichos hechos.

Hay que destacar que el victimismo no lo usa quien tiene el derecho a utilizarlo, sino quien tiene los medios y el poder de hacerlo, tenga o no razón en sus exclamaciones victimistas. Las mayores víctimas, por el mero hecho de serlo, no tienen a su alcance los medios siquiera para quejarse.

(más…)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: