Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Ligar’ Category

La ley del mínimo esfuerzo

Es un error asociar lo pasivo con lo femenino y lo activo con lo masculino a la hora de ligar, o en todo tipo de cosas en general.

Creo que asociar pasividad con un sexo es un error heredado de la mentalidad cristiana, que tras extrapolar el papel biológico reproductivo de la mujer al ámbito social (como explicaré en “Hombres y mujeres (1): Papel biológico y papel social”), fue más allá y se propasó, adjudicando e imponiendo una mentalidad demasiado pasiva a las mujeres.

A mí nunca me han parecido las mujeres pasivas como algo enraizado en la biología. ¿Por qué habrían de serlo? Lo que pasa es que aplican la ley del mínimo esfuerzo. Está claro que en el acto sexual el hombre tiene que ser activo, para meter el espermatozoide en la cueva, mientras que la mujer no necesita ser activa y puede ser pasiva. Pero en otras cosas las mujeres sí son activas y los hombres pasivos. Eso depende de la situación del individuo.

La actividad o pasividad por tanto se ejerce y/o se expresa de distinta manera. Las mujeres compiten entre sí en belleza (físico) porque su papel social está estrechamente unido al papel biológico, y así vemos cómo gastan mucho esfuerzo y dinero en embellecerse (maquillaje, peluquería, operaciones de cirugía estética, ropa, calzado, joyas, …), mientras que los hombres compiten en posición social.

Veamos un ejemplo del mundo animal: los renos. Los renos se pelean entre sí, y el que gana se queda el harén. El reno jefe no tiene que mostrarse activo yendo detrás de las renas, sino que tiene que mostrarse activo peleando contra otros renos. Una vez que gana, ya lo tiene todo solucionado. Las renas se muestran activas para que el reno jefe se fije en ella y no en la de al lado, coqueteando y tal, mientras que a los demás renos ni los miran. Es decir, las renas son activas para ligar con el jefe, e insuperablemente pasivas con los demás renos. Mientras que el reno jefe es pasivo para ligar, y los demás renos ya pueden ser activos que aún así las van a pasar canutas.

En la especie humana pasa algo parecido pero más disimulado por el ambiente social. Imaginemos un futbolista famoso de primera división o un cantante famoso. Ese no tiene que mostrarse activo yendo detrás de las tías para ligar, sino que es al revés, van ellas a por él. Ahí sí que son ellas activas, pero sólo con esa clase muy minoritaria de tipos. Con los demás son pasivas porque no las merece la pena el esfuerzo.

El futbolista famoso ya se mostró activo en lo que tenía que hacerlo: competir con otros y ganarlos, para ascender a la cima social, en su actividad deportiva. Una vez conseguido eso, no tiene porqué ser activo persiguiendo tías, sino que es al revés. Todo el mundo sabe que los futbolistas y famosos están siempre emparejados con tías buenas, y eso no es casualidad.

Así, en la especie humana se produce el efecto harén como en los renos y establece una jerarquía de tres clases de gente según los impulsos biológicos explicados: El que manda, que elige (sexo masculino), el harén (sexo femenino), el resto de desgraciados a quien nadie hace caso (sexo masculino).

Otro ejemplo reciente es esta noticia en la que se cuenta que la villa olímpica durante los pasados JJ.OO. de Pekín se había convertido en una multitudinaria orgía. Pero lo llamativo es el hecho de que las mujeres olímpicas perseguían a tipos que habían ganado alguna cosa de estas, es decir, a los triunfadores: 😉

Así que lo importante es destacar en algo, sea en los deportes o en lo que sea. Si no destacas en nada, tendrás que ser guapo o atractivo. Si tampoco se tienen esas cualidades, entonces la cosa se pone fea. Buscar un “nicho de mercado”, actividad o ambiente en el que uno lo tenga más fácil. Es entonces cuando aparecen las estrategias de ligue para compensar, que consisten en mostrarse mejor de lo que se es para generar interés.

Anuncios

Read Full Post »

Feynman y las mujeres

He encontrado en este blog un fragmento del libro “Está usted de broma, señor Feynman?” (1987) de Richard Feynman (premio Nobel de Física en 1965) que cuenta unas anécdotas reveladoras sobre las mujeres:

* * * * * * *

Reflexionaba con el presentador de un espectáculo y su mujer Gloria en un club sobre la gente dispuesta “a gastar un montón de dinero con las chicas” que frecuentaban aquellos locales:

Acabé diciéndoles que había una cosa que me chocaba mucho. “Yo me tengo por persona inteligente -dije-, pero a lo mejor mi inteligencia solamente sirve para la Física. Ahora, en ese bar hay tipos inteligentes a montones -técnicos del petróleo, gente de la minería, empresarios importantes y demás- que no paran de invitar a las chicas a consumiciones, y que tampoco se comen una rosca. (Para entonces ya había deducido yo que nadie estaba logrando gran cosa a cambio de las consumiciones.) ¿Cómo es posible -les pregunté- que hombres inteligentes puedan convertirse en semejantes bobalicones en cuanto ponen los pies en un bar?”

El presentador respondió:

“Sobre eso lo sé todo. Sé exactamente cómo funciona. Voy a darte unas lecciones, para que en lo sucesivo puedas sacar algo de las chicas de sitios como este. Pero antes de que te dé las lecciones, tengo que demostrarte que verdaderamente sé de qué estoy hablando. Para eso, Gloria va a hacer que un hombre te invite a ti a tomar un cóctel de champán.”

Yo respondí “Por mí vale”, pero estaba pensando “¿Cómo demonios van a hacerlo?”.

“Ahora tienes que hacer exactamente lo que te vamos a decir. Mañana por la noche te sientas un poco lejos de Gloria, y cuando ella te haga una señal, todo lo que has de hacer es pasar por su lado.”

“Sí -añade Gloria-. Será fácil.”

(más…)

Read Full Post »

Diccionario hombre-español

Una vez realizado el diccionario mujer-español, la Real Academia Qbitiana de la Lengua ha decidido continuar con el diccionario hombre-español su impagable labor en pos del entendimiento intersexual.

Empiezo con una clásica:

“Me voy a por tabaco”.

“Adiós, ¡y hasta nunca!”.

“Qué bien te queda ese vestido”.

“Estás para arrancarte la ropa sin contemplaciones y follarte encima de la mesa”.

“Perdona, estaba distraído…”.

“Diosss, qué tetazas tiene esa tía”.

“Perdona, estaba distraído…”.

“No me he enterado de nada de lo que me has contado porque me he quedado embelesado viendo lo preciosa que eres”.

“Es la primera vez que me pasa esto a mí”.

“No quiero que pienses que soy impotente”.

“Parece que has ganado un poco de peso últimamente”.

“Te estás poniendo como una foca”.

(más…)

Read Full Post »

Diccionario mujer-español

La Real Academia Qbitiana de la Lengua está elaborando el primer diccionario mujer-español, para facilitar el entendimiento y la comunicación con las mujeres. Teniendo en cuenta que la jerga de las mujeres no se basa en el uso de palabras individuales con un significado distinto, sino en alterar el significado de frases completas, este diccionario se encarga de traducir frases enteras, en vez de palabras.

En negrita la frase de la mujer, y debajo, la traducción. Empiezo con una clásica:

“Esta noche no, que me duele la cabeza”.

“Me encuentro perfectamente bien, pero no quiero nada de sexo contigo”.

“Esta noche no me apetece”.

“Ahora castigado a estar a dieta por lo que me has dicho/me has hecho antes. Aquí mando yo”.

“No pasa nada, no me molesta”.

“Esta noche no va a haber sexo”.

“Que sí, que ya se me ha pasado el enfado”.

“Ya me lo pagarás”.

“¿O sea que prefieres bajarte al bar a ver el fútbol a estar conmigo?”.

“Quiero tenerte dominado y que me lo demuestres resignándote a no disfrutar de tus aficiones cuando yo así lo decida, por simple capricho”.

“Quiero que sea inteligente, sensible y cariñoso”.

“Quiero que sea alto, guapo, macizo, malote (aunque corra el riesgo de que me pegue) y si además tiene dinero, me caso con él”.

(más…)

Read Full Post »

Anunciarse en Meetic

En un foro en el que participo de vez en cuando, han abierto un hilo criticando los anuncios de las mujeres en Meetic, un sitio para buscar pareja por Internet. En vez de criticar anuncios individuales ahí, he pensado en generalizarlo, escribir cómo debería ser el anuncio óptimo o perfecto en Meetic, o al menos qué criterios y/o estrategia debería seguir, lo cual ha dado como resultado otro artículo para qbitácora. 🙂

Cuando se pone un anuncio para vender algo, hay que describir el objeto que se vende. Por ejemplo, para vender un piso, hay que describirlo: tres habitaciones, dos cuartos de baño, terraza con jardín adosado, por ejemplo. Y también decir lo que se quiere, (cuánto dinero), sí, pero eso es menos importante. Lo más importante es generar interés para atraer compradores, y una vez atraídos, ya nos pondremos de acuerdo en la transacción. Lo fundamental es atraerlos, porque sin atraerlos, no hay nada que hacer.

El currículum vitae es también vender algo, en este caso, venderse uno mismo ante el mercado laboral. Y poner un anuncio en este tipo de sitios como Meetic también lo es, en el “mercado de relaciones de pareja”.

(más…)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: