Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29/01/07

El principio en el que se basa el marxismo viene a decir algo del tipo: “De cada uno según su habilidad, para cada uno según su necesidad”.

Esto tiene 2 principales inconvenientes:

El primero es determinar qué se considera necesidad y directamente relacionado con esto, quién lo determina. Hay cosas que claramente son necesidades, como comer, beber o vestir, mientras que otras son más difíciles de ser consideradas como necesidades. ¿Un viaje al extranjero en el mes de agosto por vacaciones cada año es necesidad, o basta con viajar por España o incluso no salir de casa?. Pero incluso la comida, según lo que se coma, puede ser una necesidad o un lujo, pues no es lo mismo comer patatas, ensalada, huevos y beber leche y agua, que comer jamón ibérico, marisco, angulas y beber vino de Gran Reserva, por lo que situar la frontera entre el lujo y la necesidad puede ser, y es, muy difícil cuando no se ponen ejemplos tan claros como éste.

Pero el problema principal no es este. El problema principal es que al elevar la necesidad a la categoría de derecho, no habrá motivación para que los individuos se esfuercen en satisfacer sus necesidades por sí mismos, sino que esperarán a que el Estado se las conceda. La gente trabajadora, productiva y competente que de manera natural vale para satisfacer sus propias necesidades y es capaz de alcanzar sus objetivos, queda a expensas e indefensa ante los vagos, improductivos e incompetentes, los cuales, por el mero hecho de tener necesidades, pueden exigir a la comunidad, (el Estado), que se las conceda, independientemente de que quieran o puedan satisfacerlas por sí mismos. Es decir, el principio marxista es la legitimación del parasitismo de la peor gente sobre la mejor.

(más…)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: