Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts etiquetados ‘Universidad de Florida’

Warren Buffett es uno de los tipos más ricos del mundo, y también de los multimillonarios más famosos. Uno de los motivos por los que es tan famoso es, además de por el dinero que tiene, por su estilo de invertir, que consiste en comprar una empresa que sabe que es o va a ser rentable y mantenerla para toda la vida. Es el prototipo de inversor, igual que George Soros es el prototipo de especulador (lo cual no quiere decir que sea mejor, como se verá).

A pesar de haber oído hablar mucho de él y de haber leído mucho escrito sobre él, no le había visto nunca. Por eso, al encontrar el mes pasado a través de este blog una conferencia reciente de Warren Buffett a los alumnos del MBA (Master Business Administration) de la Universidad de Florida, me he dispuesto a verla.

Se puede ver en YouTube, y dura hora y media. Está dividida en 9 partes de 9 minutos y medio cada uno, con subtítulos en español. Nota: Un billón es en Yanquilandia mil millones. Las he puesto todas aquí. Tras cada parte, escribo mis impresiones y reflexiones, así como el resumen de lo que dice este individuo, tan idolatrado por tanta gente y que a mí lo único que me parece es un parásito materialista del montón. Me ha parecido muy interesante ver cómo piensa el tipo, y recomiendo verlo, pues aunque teóricamente habla de su manera de invertir, se aprecia enseguida que subyace una mentalidad y una estrategia basada en la “guerra mental” de la que tanto me gusta escribir aquí. Las partes que más me han gustado son la 3ª y la 4ª.

Parte 1.

Nada más comenzar el vídeo, me ha llamado la atención el dinamismo que tiene. Yo me lo imaginaba como alguien más pasivo y apagado. El motivo de imaginármelo así es por la edad que tiene, y que su estilo de inversión es “sosegado”, (comprar acciones y/o empresas y mantener). Estas dos características deben ser las causantes de este prejuicio que tenía yo sobre su forma de ser. Ahora que lo pienso, un tipo inteligente como ese y que ha tenido éxito en lo que se ha propuesto, no puede ser un viejo apagado y decrépito. Ya he comprobado varios casos de gente inteligente que a pesar de su edad se mantenía fresca intelectual y mentalmente, aunque a los pocos años se hayan muerto (entrevistas en TV a Camilo José Cela y Antonio Mingote).

Primero va a dar una pequeña charla para pasar luego a responder preguntas de los alumnos.

Observo enseguida que utiliza el humor para ganarse al público. Intercala chorradas graciosas con cosas serias. Después de esta conferencia vi varios días después otra de otro individuo (sobre el sistema educativo), y ese lo hacía también con mucho más descaro (y más gracioso). Es un método de los conferenciantes para hacer amena la charla.

Dice que alguien le dijo (y él está de acuerdo) que para triunfar hacen falta tres cualidades: Inteligencia, integridad y energía. Si alguien no es íntegro, no quieres que sea inteligente y enérgico. Muy listo.

Pasa a hablar de las cualidades del líder. Uno tiene que esforzarse por ser como quiere ser, adquiriendo buenas cualidades y desechando las malas.

“Los cambios de hábitos son demasiado sutiles para ser notados, hasta que son demasiado pesados para ser rotos”.

Le preguntan sobre Japón, y responde que a pesar de que teóricamente sería muy fácil ganar dinero superando el coste del dinero en Japón (1%), o sea, ganar más de un 1%, no ha encontrado nada (la famosa deflación japonesa). “El tiempo es amigo de los grandes negocios”.

Parte 2.

Le preguntan sobre su papel en el rescate del hedge fund LTCM (Long Term Capital Management), (un tipo de fondo de inversión muy especulativo), que hace unos años, cuando quebró, provocó una conmoción mundial. Cuenta un poco lo que pasó, pero lo interesante es la crítica a los responsables de LTCM: Dice que los responsables eran 16 tipos que incluían a dos premios Nobel, y que juntos probablemente reunían la media de IQ más alta de un equipo de 16 personas trabajando en cualquier sitio de EE.UU. Además, tenían experiencia (entre 350-400 años en total), eran decentes y ya eran millonarios antes de empezar a gestionar el fondo. Pero les perdió la ambición y el exceso de confianza, pues tenían todo su dinero metido en el fondo, y quebró.

“Si arriesgas algo que es importante para ti para ganar algo que no es importante para ti, no tiene sentido, sin importar las probabilidades o tu IQ”

Critica la confianza que tenían en su modelo matemático de valoración del riesgo de las acciones.

“La gente que se está arruinando en esta situación son de dos tipos: Los que no sabían nada y los que lo sabían todo” (Henry Kaufman).

Dice que nunca ha invertido con dinero que no tenía (dinero prestado: apalancamiento). (más…)

Read Full Post »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 125 seguidores

%d personas les gusta esto: